Etiquetas

El tercer día de nuestro viaje express a Londres, fuimos a Cadem Town, un barrio fantástico, donde si te gustan las compras, el ambiente con mucha gente, regatear o comer comida de casi cualquier parte del mundo, este es tu sitio.

Lo primero que llama la atención son las fachadas de las tiendas, con modelos en relieve que parece que se te van a caer encima, después de esto empiezas a ver ofertas y solo por mirar comienzan a regartearte obteniendo cosas que son autenticas gangas.

La zona de los mercadillos es genial, y hay casi de realmente todo, aunque sobre todo de souvenirs (algunas con precios de todo a 1 libra!!!!) ropa de todo tipo, con sudaderas por 10 libras y donde puedes conseguir 2 ó 3 camisetas por 10, carteras, mochilas, música, manualidades… incluso una tienda al más puro estilo cyberpunk, con gogos y música que nada tiene que envidiar a ninguna discoteca. De hecho yo entré pensando que era una sala recreativa:

Lamentablemente no me dejaron hacer fotos en el interior… puedes hacerlas en los museos, pero no en una tienda…

Las manualidades son otro de los fuertes, o cosas hechas de cuero y madera, como fundas para móviles, o tablets, y sobre todo libretas, cuadernos y libros que se cruzan con cuadros, ropas, en un espectáculo de colores para la vista y el tacto.

Pero Cadem Town puede presumir de estimular aun más sentidos, ya que el olfato y el gusto no se quedan atrás, pudiendo comer comida de casi cualquier sitio, ya que hay una miriada de puestos que te hacen flotar en el aire entre sus aromas y sabores, encontrando comida china, mexicana, tailandesa, italiana, vietnamita, india, nepalí, polaca (como echo de menos los pieroggis!!!!) y como no, el archifamoso fish & chips… de modo que el que no come aquí a unos precios razonables para Londres es por que no quiere…

Por desgracia nuestra amiga Pilar, trabajaba al día siguiente temprano y nos tuvo que dejar allí después de comer, ha sido una guía y acompañante perfecta y desde aquí le doy las gracias por enseñarnos todo lo que pudo en esos días.

Mientras que nosotros nos quedamos dando una vuelta más por el mercado y haciendo las últimas compras, nuestro presupuesto de 300libras se iba reduciendo drasticamente y solo queríamos dejar lo justo para poder ir el día siguiente al aeropuerto.

De modo que seguimos disfrutando de este lugar que es de obligada visita si estas en Londres, ya que es el sitio donde poder quedar bien con la familia por poco dinero y donde poder hacer algunas compras especiales. Aparte de disfrutar un día fantástico.

Después de aquello nos fuimos de nuevo a nuestro refugio temporal, el día siguiente sería el último en esta maravillosa ciudad.

 

 

Anuncios